Maldito Karma + Mort Subite

En esta ocasión, he realizado el maridaje de la divertida novela «Maldito Karma», de David Safier, junto con la cerveza de frambuesa Mort Subite. Ambas propuestas aúnan frescura, originalidad, brevedad y diversión. Además, el nombre de la cerveza le va al pelo al argumento (aunque eso ha sido casualidad… ¿o no?).

EL LIBRO

«Maldito Karma», es una novela ligera, corta y  tronchante, sobre cómo nuestros actos pueden pasarnos factura una y otra vez.

Sinopsis:

La presentadora de televisión Kim Lange está en el mejor momento de su carrera cuando sufre un accidente y muere aplastada por el lavabo de una estación espacial rusa. En el más allá, Kim se entera de que ha acumulado mal karma a lo largo de su vida: ha engañado a su marido, ha descuidado a su hija y ha amargado a cuantos la rodean. Pronto descubre cuál es su castigo: está en un agujero, tiene dos antenas y seis patas… ¡es una hormiga! Kim no tiene ganas de ir arrastrando migas de pastel tras haber eludido los hidratos de carbono toda su vida. Además, no puede permitir que su marido se consuele con otra. Sólo le queda una salida: acumular buen karma para ascender por la escala de la reencarnación y volver a ser humana. Pero el camino para dejar de ser plagado de contratiempos. Es una historia de desbordante fantasía, una entrañable fábula que, entre carcajadas, nos ayuda a reflexionar sobre las prioridades de nuestra vida. 

Su lectura es ágil y fresca, con una historia contada a través de las distintas reencarnaciones que sufren Kim y Casanova, con quien ella se encuentra en su primera reencarnación como hormiga. El lector viajará en un loco periplo junto con la protagonista, que se percatará de que debe practicar buenas acciones para poder ir progresando y conservar lo que más quiere en el mundo.

LA CERVEZA

Para acompañar a esta divertidísima novela corta, he elegido una cerveza original, fresca e igual de sorprendente: Mort Subite de frambuesa.

Las notas de frambuesa se apoderan de uno en cuanto se abre la botella, anticipando lo que el paladar catará enseguida. Una vez en la boca, confirmamos no sólo ese sabor marcadamente afrutado, sino también su cuerpo y escasa gasificación, alejándola de las cervezas tradicionales, pero que la hacen deliciosa.

Se trata de una cerveza muy rica, ideal para una novela como esta, con la que cambiar la rutina y alejarse del amargor habitual de las cervezas tradicionales y artesanas.

¡Y hasta aquí el maridaje literario de hoy!

¡LEED Y BEBED, MALDITOS! SIN LIBROS Y AROMAS, LA VIDA SERÍA UNA SUCESIÓN DE OSCURAS CAVERNAS SIN FINAL.

COMPARTE
Scroll hacia arriba